lunes, 21 de mayo de 2012

Proyectil artillería naval en Génova

Durante las guerras, de vez en cuándo ocurre algún milagro que hace pensar a la gente que realmente hay alguna divinidad que de vez en cuándo actúa. Uno de los casos (hay muchos más) es el proyectil que cayó sobre la catedral de San Lorenzo en Génova, y que no hizo explosión. 
En febrero del año 1941, el almirantazgo británico inició una campaña de bombardeos navales y aéreos, denominada operación "Grog", con el fin de hostigar las costas italianas, siendo los objetivos principales el puerto de Génova y la Spezia (que albergaba una importante base de la armada italiana). 
El proyectil fue disparado desde el HMS Malaya, que realizó por error un disparo sobre la citada catedral. Afortunadamente, la espoleta no funcionó, con lo que el proyectil "sólo" produjo daños al impactar contra los muros del edificio. Parece que no se produjeron víctimas mortales.

Por supuesto, se atribuyó la tutoría del milagro a San Lorenzo, quedando expuesto el proyectil en la nave de la caterdral, junto con los retratos de santos y las esculturas de la virgen

Para los técnicos, se trata de un proyectil naval de 15 pulgadas (38,1 cm.) del tipo APCBC (Armor Piercing Capped Ballistic Cap - perforante con capacete y capacete balístico).
La carga de guerra está formada por "shellite", un explosivo utilizado en los proyectiles AP navales británico, compuesta por ácido pícrico y dinitrofenol.



Cargando un proyectil en la recámara del cañón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada